top of page

Las autoridades advierten a terminales por congestionamiento en los puertos


Puerto de Guayaquil
Puerto de Guayaquil - Cortesía

En un reciente comunicado, el Servicio Nacional de Aduana de Ecuador (Senae) ha emitido una advertencia crucial dirigida a los terminales portuarios del país. En medio de una situación que ha generado malestar entre los usuarios debido a una serie de inconvenientes relacionados con el flujo operativo en el Depósito Temporal INARPI, el Senae ha enfatizado la importancia de cumplir estrictamente con las leyes y regulaciones pertinentes.


El boletín emitido por Senae señala que uno de los principales desafíos que enfrentan estos terminales es la sobrecarga, tanto en términos de recepción de carga como en la operatividad del depósito temporal. Esto ha llevado a retrasos en el posicionamiento de contenedores y a un exceso en la recepción de mercancías, lo que supera la capacidad operativa y espacial de estos depósitos temporales.


En consecuencia, Senae ha instado al Depósito Temporal INARPI, operador de la Terminal Portuaria de Guayaquil (TPG), a cumplir rigurosamente con las responsabilidades y obligaciones establecidas en el contrato de renovación de autorización de funcionamiento para el servicio aduanero de Depósito Temporal. Esto incluye el cumplimiento de las normas que regulan el posicionamiento de mercancías para los controles aduaneros dentro de los plazos determinados por la administración aduanera.


Es importante destacar que Senae ha dejado claro que el Depósito Temporal tiene la estricta responsabilidad de operar dentro de su capacidad de área designada para recibir carga, sin exceder esta capacidad. Sin embargo, según informes de agentes de aduana a Diario EXPRESO, tanto en la Terminal Portuaria de Guayaquil operada por INARPI como en Bananpuerto (Naportec), se está experimentando una falta de espacio, lo que resulta en la acumulación de contenedores rezagados.


El Senae ha reconocido la existencia de este problema, señalando que un ejemplo reciente fue el lunes 18 de marzo, cuando el 15% de la carga quedó rezagada. Esta situación ha suscitado preocupaciones dentro del sector, especialmente considerando que algunas terminales podrían estar cobrando menos, lo que las convierte en opciones preferidas para ciertas navieras.


Por ejemplo, según datos proporcionados por el Grupo Torres & Torres, Contecon manejaba un 35,12% de carga en importaciones en 2023, mientras que este año ha manejado solo un 13,37%. En contraste, INARPI ha manejado un 35,11% este año y Naportec un 17,42%, según Fausto Moreta, gerente general de la División de Transporte del Grupo Torres & Torres.


No obstante, la TPG ha presentado una perspectiva diferente, afirmando que no han experimentado cambios significativos en términos de aumento de líneas navieras o volúmenes de carga.

379 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page